El Factor Humano (III)

La vida es para los listos, dice el refrán. Para listos, ingeniosos, sagaces y oportunos. Esta columna que hoy ha publicado El País firmada por Manuel Vicent surge de una inteligencia madura y refinada. Si la llega a titular La retranca, se cae la plaza.

La tajada
MANUEL VICENT 06/11/2011

En cualquier excursión a pie con viandas a la fuente de la teja siempre hay un grandullón, en general el más conformista de la pandilla, al que le toca llevar la sandía. Quien lo haya probado sabe lo difícil que es transportar una sandía en brazos a través de un sendero escarpado, con subidas y bajadas cada vez más abruptas. Durante ocho años, desde que Aznar lo eligió a dedo como sucesor, Rajoy ha llevado esa pesada sandía como jefe de la oposición, al hombro o abrazada contra la barriga. Él fue el primero en creer que no podría con esa carga tan resbaladiza y estuvo a punto de soltarla desde el balcón de Génova la noche de aquel 14-M en que perdió las elecciones, pero contra todo pronóstico resistió la tentación. Después, a lo largo de ocho años, además de su propio desánimo, ha debido soportar toda clase de zancadillas de la gente de su partido, los agravios de los medios de comunicación afines que alentaban la ambición de otros líderes correligionarios para desbancarlo, los insultos directos de la derecha radical que lo consideraba un perdedor nato y la escasa valoración personal que siempre le dieron las encuestas. Tampoco el partido socialista lo tenía en consideración como adversario. La opinión pública y los políticos de cualquier bando durante la larga excursión a la fuente de la teja han cruzado apuestas con dos variantes: si a Rajoy en este camino tan abrupto de la oposición se le caería la sandía al suelo y se le partiría en dos; o si, finalmente, cansado de cargar con ese peso muerto, un día lo soltaría en plena cuesta para echar a correr hasta perderse monte abajo. Ahora algunos políticos del Partido Popular, hartos de ponerle zancadillas, periodistas de la derecha radical, que lo despreciaban hasta el escarnio, y ese conjunto de logreros y trincones que se mueven en las tertulias en torno al poder, están dando un espectáculo de bajeza perruna al comprobar que ya se divisa el final del trayecto y Rajoy va a ser capaz de llevar la sandía hasta la fuente de la teja. Los enemigos que le acuchillaron por la espalda ahora extienden en su honor la manta en el suelo con las viandas, se sientan alrededor y esperan que Rajoy les haga partícipes de la piñata que la sandía lleva dentro. Todos esperan recibir la correspondiente tajada.

__________________

Y el Factor Humano de esta tarde fría y lluviosa. Un brillante escritor que cabalga a lomos de gigantes.

Anuncios

49 pensamientos en “El Factor Humano (III)

  1. A las barricadas.
    Si pinchan en el enlace que lleva a un pdf verán que estamos hablando de 638.750 € para cestas de navidad a los empleados de la fábrica de moneda y timbre.

  2. Tiempo atrás me preguntó, “eso del mentalismo es un rollo, ¿no?” Aún me reprocha, todavía me duele, la respuesta sarcástica. Ya no sé qué pensar, después de ver las cifras de médicos que aplican la homeopatía. Tal vez la clarividencia exista.

  3. No sé qué pintaba Campo Vidal. Un reloj de esos de ajedrez hubiera hecho el mismo papel, y sin ese bigote del siglo XX. Campo Vidal siempre me ha parecido un jefe de planta del Corte Inglés de Sol.
    Las sillas eran grotescas: de lejos Rajoy parecía una especie de centauro. Por cierto, varió el tinte del pelo a un castaño menos rojizo.
    En Estados Unidos habrían dado claro ganador a Rubalcaba.
    Es triste que vaya a ganar las elecciones un gandul como Rajoy, que no ha hecho una sola propuesta seria para salir de la crisis y que parece ignorar que Europa se derrumba a nuestro alrededor mientras él sigue con su cantinela de “austeridad, austeridad” y culpa de la crisis mundial a Zapatero.
    Va a ganar Rajoy tocándose los cojones. Lo que no sé es cuánto durará.

  4. Rubalcaba se puso el traje de Superlópez, pretendiendo ser el defensor del trabajador contra el capital. Una pausa, que me da la risa.

    A Rajoy le queda bien el papel de abuelo cebolleta, dando la tabarra con historias de las diputaciones (preconstitucionales), el sentidiño común y el ahorro. Ya gobernará Soraya, o Ana, o las otras Anas (Pastor, Mato y Botella. No la nuestra).

  5. ¿Gobernar? No se quieren dar cuenta de lo que se nos viene encima.
    ¿Qué sentido común, si ni siquiera se ha leído su propio programa electoral ¿Qué ahorro? Que empiece desmantelando la Televisión Valenciana, que tiene 1.800 trabajadores, más que los cuatro canales privados juntos.
    ¿Abuelo cebolleta? Si no decía más que obviedades. Es un tonto del culo, Rajoy.

  6. Rajoy cito nombres de pueblos de Cádiz… lo malo es que dos de los mencionados lo son de Sevilla.
    Rubalcaba, diputado por Cádiz, no le rectifico.
    ……….
    Rubalcaba se escandalizó por que el programa del PP dice que cada dos años hay que auditar el sistema de pensiones. Rajoy no le respondió. Parece que ninguno de los dos sabe que esa medida está recogida en el Pacto de toledos firmado por sus dos partidos.
    ……
    Con todo, lo antológico fue el lapsus de Rubalcaba que se siguió de dos segundos de silencio.
    “Ahora es usted el que miente.”
    Le falto decir que ya era hora, que él llevaba un rato mintiendo.

  7. Los batas blancas le dejan a uno solo
    con el llanto.
    Los batas blancas son como curas.
    No bebas no fumes. No sufras la vida.
    Los batas blancas
    recetan pastillas.
    Los batas blancas son de una hipocresía
    deleznable.
    Nunca reconocen que vivir
    es una puta locura.

    • Gracias a que vivir es una locura y la primera causa de enfermedad, muchos tenemos trabajo y hasta nos gusta. En este blog ya me han llamado hipócrita 2 veces. No sé ni cómo les hablo 🙂

  8. «Con los medicamentos de marca y los genéricos ocurre lo mismo que con los jamones, que todos salen de la parte trasera del cerdo pero sólo hay uno que es de jabugo». Este fue uno de los ejemplos empleados en el XV Congreso Nacional de Psiquiatría para criticar la nueva disposición del Gobierno central que obliga a los médicos, y por ende, a los psiquiatras, a recetar fármacos por principio activo y no por su nombre comercial.

    Esto de arriba es el comienzo de un artículo de El Comercio de hoy.
    Puede que sea manía mía, pero me disgustan los símiles médicogastronómicos. Y si lo dice un catedrático es que no se lo paso ni por docencia poblacional.

  9. Han llegado tarde a polemizar. Ahora se receta por principio activo y se puede dispensar la marca. De todas maneras hay algunos médicos para echarlos de comer aparte, para seguir con lo gastronómico.

  10. Esta noche debate a cinco. Al final va Gaspar.

    No se descarta un comunicado real anunciando el cese temporal de un miembro de la primera familia del Estado.

  11. Si el debate de 2 costó medio millón el de esta noche con 5 costará 2 millones y medio.
    Por regla de 3.
    No me extraña lo de la prima de riesgo.

  12. Me da por imaginar a toda la nikeria junta viendo los debates en compañía, bien comida y bebida, y no paro de reírme. Con lo crudo que se nos avecina. ¡Que quedada!
    Toda, de la A a la Z. La de aquí, claro.

  13. Entre nuestra generación y la de nuestros padres las diferencias van más allá de los veinte o treinta años habituales. Hay una guerra y una posguerra, hay hambre; hay una educación de subsistencia y años de “hacer dobles”. Hay, en definitiva, una serie de historias contadas que lo mismo podríamos haber visto en National Geographic de raras que nos parecen. No conozco a nadie de más o menos mi edad que le guste Manolo Escobar. Y sería digno de verse, casi como ver a una criatura de tiempos actuales llevar los pantalones en su sitio. Hubieron de pasar muchos años y llegar nuevos autores para dignarnos a escuchar copla. Hoy todo es distinto. Sólo así se explica que estallemos en carcajadas cuando me cuenta algo leído en Internet: Vivo con miedo a que Pitbull me diga “Ya tú sabe”, y yo no lo sepa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s