Psiquimierda

La pegajosa melaza de la psicología barata que todo lo envuelve es uno de los males que el siglo XXI arrastra del siglo pasado. El intelectual Millás, psicoanalero. Entrevistó anteanoche al cantante Kiko Veneno. Es un decir; asedió a preguntas cerradas al pobre cantautor sevillano. Kiko Veneno padece la enfermedad de Raynaud en los dedos de sus manos desde hace unos meses. El Raynaud le dificulta tocar bien la guitarra. Le contó sus síntomas al demiurgo Millás. Y habló la esfinge: “Es como si tu subconsciente no quisiera que tocases la guitarra y para ello te bloquea con lo que más necesitas…”. Veneno tragó saliva y siguió diciendo cuánto le dolían los dedos, de una forma lancinante, pero Millás iba a su rollo. En casa sabemos del Raynaud porque desde hace tiempo matiza caricias y magreos. Sabemos que muy poco de lo que especuló Millás puede ser cierto. “Oye Kiko ¿y por qué no nos cantas una canción para despedirte? A mí me gusta mucho esa que dice Cadenas de oro/ mentiras de plata…” canturreó el tipo de cabeza ofidiana. Y Veneno obedeció a lo lejos.
Abominables estos estetas del sufrimiento. Como quienes quieren ver en la soledad un nirvana del pensamiento. Nosotros, los solitarios…y esos cuentos.La soledad, decía HS Sullivan, es la más dolorosa de las experiencias humanas. La más dolorosa, anótese con tiento.La mayoría de psicoestetas tocan su solo de oído. Ni se imaginan lo que es estar solo por dentro.

*****

Este veranillo de setiembre se va escurriendo entre los nubarrones que llegan del Far West. Nos queda la firmeza ante el recuerdo. Así, no hay verano que se precie.

Anuncios

26 pensamientos en “Psiquimierda

  1. Pues sí, un horror. Con lo majete que es Kiko Veneno hacía que le cogieras manía.
    Y al día siguiente, ¡Iñaki entrevistando a Peeeeedrooooooo! Lo de lo .

  2. Hombre, Sarapo, no hay que darle más valor del que tiene.
    Tengo en consideración a Millás pero cualquier artículo o entrevista suya es totalemente predecible y lo que comentas no es nada relacionado con la psique si no las chorradas de Millás. ¿De dónde vendrá la expresión chorradas?

    He escuchado la entrevista de Manel Fuentes a Vincenç Navarro de la que todo el mundo habla. Parece que Fuentes se ha disculpado, casi debería hacerlo también Navarro. Los que deben pensar si aceptan las diculpas son los oyentes. ¡Vaya par!

    Recibe un fuerte abrazo, amigo Sarapo y no tengas mucho en cuenta las cosas que digo.

    • Querida Abaparda, a mí también. Mira que el Sr. Almodóvar no es santo de mi devoción ni como persona humana mismamente ni como animador político de la cosa patria. No sé si tu intención era mover esta charca de aguas quietas con un puñado de gravilla de la orilla echada en ella.
      Mucho se habló aquí, en la anterior reencarnación, del cambio de sexo, de la piel y del cerebro, y de cosas parecidas que el encargado puso en circulación con la pertinente cita de autoridad de la que ya no me acuerdo quien era. Tampoco estoy seguro haber visto las películas anteriores ni leído la novela, que me suena algo, en la que está basada esa piel que habito. Nuestros especialistas en ver y comentar películas no han dicho pío …
      Acabo de verla y me ha gustado. Me quedé hasta terminar los títulos. Me sonaban los lugares del rodaje y quería saber cual era el libro de A. Munro al que no me dio tiempo de ver el título.
      Sin mas, me despido con baci para ti y S.
      Cat.

      • Pues no se hable más, en cuanto abuelos e hijos queden para salir (no sé qué demonios harán esos cuatro), al cine. Lo que quería era no estrellarme como con Los abrazos rotos. La crítica de Boyero fue tan requetesubjetiva que me animó a verla.
        Aplaudo tu decisión de raparte. Yo me estoy dejando melena.
        S y J ya están escolarizados. El lunes a jornada completa.
        Ciao.
        Ojo a los avilesinos que anda Rufus Wainwright suelto por el Niemeyer.

  3. El mes de septiembre es para no salir del cine. La piel que habito. El árbol de la vida. Verbo. No habrá paz para malvados. Y muchas cosas más, amiguitos

  4. Pues a mí me dejó de caer tan bien Kiko Veneno tras verle en un concierto en La Riviera de Madrid hace unos cuantos años. Sequísimo, rozando la antipatía frente al público incondicional. Vino, tocó lo estipulado y desapareció tras el escenario. No dio ni un bis ni tocó algunas de las canciones que la gente pedía a gritos.

    • Me pasó lo mismo con Bob Dylan, tocó 45 minutos y en chandal, y Lou Reed, que no tocó ni una canción conocida y sí un variado repertorio de canciones de misa.

  5. Me gusta con escribes enfadao.

    Salamanca no sé. Esta semana anduve por Zamora y Benavente: gentes y gastronomía perfectas. Me sorprendió la cantidad de inmigrantes del este.

  6. Yo creo que cuando se pierde el entusiamo, es mejor dejar los escenarios y dedicarse a grabar en un estudio o a tocar en sitios pequeños, para los amigos, y tal.

  7. En cuanto a llamar a Millás intelectual… pues qué quiere que le diga, señor Sarapo. En los ambientes literarios de finales de los 90 le llamaban Forrest Gump.

  8. Últimamente desde direcciones de gente conocida me llegan mensajes invitándome a foros de chicas en pelotas y esas cosas.
    Después de alguna manera el usuario de la dirección se entera y envía mensajes a sus contactos pidiendo disculpas.
    ¿Foca, esto de que va?

  9. Pues va de que desde mi correo clico en alguna dirección que es capaz de leer todos mis contactos y enviarles un mensaje. Es lo que hacen redes sociales tipo hi5 o sonico y páginas de chicas/chicos y juegos on line.

  10. Vengo en son de paz. Tampoco creo me vaya acostumbrar a postear aquí. Lo tengo asumido, no estaría a la altura. Además, a veces me pongo muy plasta. Pero como hoy el autor de post exagera mucho, a mi me lo parece, en un tema sensible, tenía que decirlo, plasmarlo.

    No es que muchos de mis amigos se hayan casado y yo no, creo en firme que la fantasía gana siempre por goleada a la soledad. Si hay algo realmente triste es carecer de fantasía. Tan necesaria es y tan blindados estamos ante su carestía, que todos estamos con la disposición para usarla sobradamente, a la mínima. Pero hay casos y casos, y a veces pasa que se tiene vale que poquita. Es lo peor… Francamente, para mí que así hasta la rutina puede con la soledad. Y mucho mejor soñando. Más aún, tolerarla mal tiene todas las papeletas para ser juzgado una inmadurez. Siempre quedan defensas ante la soledad.

    Hay que recordar que morimos solos, muy solos (sin fantasía): la verdad, veo muy difícil considerar morir una aventura…

    Por eso, resumiendo, creo que la vida podría ser muy excitante sin estar tan acompañado. Aunque por si acaso, me seco… El saludo mío a la parroquia pimpolla. En su futuro no se agota nunca el fondo con otro. Es un poco egotista, pero creo que lo mejor de uno está en uno: Al menos lo que hay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s