De mar a mar ( y VIII)

Y el final fue enToronto. Toronto es la gran ciudad de Canadá. Una ciudad ejemplar que crece sobre un clima hostil la mayor parte del año. Toronto es un tiro de vida, un relámpago de dinamismo y laboriosidad. Todo ello sin dejar de ser un sitio apetecible para visitar. Toronto viene a ser un poco como Nueva York pero con gente menos apresurada y más educada. Y creo que con algo más de nieve.

*****

Este viaje no empezó en una librería sino en una sala de cine pero hicieron falta varios libros para construirlo.

LIBROS:

1. Canadá. Guía para turistas. Lonely Planet, 2011

2. Oh Canadá¡ Oh Quebec¡ Requiem for a divided country. Mordecai Richler, Penguin Books, 1992

3.Iggy goes to Ottawa. Denis Smith. Lorimer. 2008

4. Just watch me. The life of PE Trudeau (II). John English. Random House.2009

5.Mordecai Richler: The last honest man. Michael Posner. M and S. 2004

6. Canadá Dry. Arcadio Espada. http://www.arcadiespada.es 2008

7. Le cinema vue par Denys Arcand. André Loiselle. Canadian cinema. 2009

PELICULAS:

-Exótica. Atom Egoyan. 1994

-El dulce porvenir. Atom Egoyan. 1997

-Chloe. Atom Egoyan. 2009

-Leolo. Jean Claude Lauzon, 1992

-El declive del imperio americano (1986). Jesús de Montreal (1989). Las invasiones bárbaras (2003). La edad de la ignorancia (2007). Todas de Denys Arcand.

-Cinderella Man. Ron Howard. 2005

-El mundo según Barney. Richard Lewis.2010

CANCIONES:

Canadá, Canadá. Javier Krahe

Anuncios

40 pensamientos en “De mar a mar ( y VIII)

    • Tiene usted toda la razón, horrach. Buena película aquella, con una Holly hunter que se la levantaba a un muerto en el frío Toronto.

  1. SoyElPutoAmo_ El PP pide a ZP que adelante ‘aun más’ las elecciones. ‘A ser posible al 14 de marzo de 2004’ ha declarado un mandatario pepero

  2. Sarapo, la de ayer en el teatro fue una obra mínima, una comedia más propia de una sitcom española que otra cosa. Eso sí, habrías disfrutado saludando a famosos en el patio de butacas.Allí estaban muchos VIP como María Barranco, los hijos de Larrañaga (ahora no voy a abrir otra página para buscar sus nombres), Maribel Verdú, Constantino el del pp y hasta uno de barba que sale en “Águila negra”.

  3. Hay un señor negro que hoy sale en dos noticias contrapuestas en El Mundo. Primero en portada, con un niño que confunde a Rugalcaba con ZP. Y luego, el mismo negro sale en una marcha Bildu de apoyo a los presos etarras. No me digan que no está mal la cosa.

  4. El pueblín de Avilés está conmocionado.
    Los Morán, dueños de ese templo gastronómico de Prendes, Casa Gerardo, abandonan la dirección del restaurante y de la cafetería del centro Niemeyer.
    Se ha sabido hoy y ni el centro ni los Morán han explicado las causas.
    Fuentes afirman en comentarios que no se vieron a la altura de responder al éxito del complejo cultural.
    Suena como sustituto un director de otro templo gastronómico del Carbayedo que ofrecería longaniza con patatines. Es muy querido por lafoca y M.A.

    • Anda, de lo primero tenía conocimiento. Lo del segundo, no. Ya tengo la disculpa perfecta para no ir: a mi mujer también le cae muy bien. Es que el tío, por poco que lo conozcas, se hace querer.

  5. Toronto es el NYC de la frontera. con sus rascacielos, su diversidad cultural, su china town, sus universidades, su Yonge street / 5 avenida y su torre de comunicaciones desde donde se ve.. toronto entero.

  6. Y un aspecto que debe quedar claro de Canadá es que es GRANDE. La segunda nación después de Rusia en extensión, que no en población. Esas carreteras interminables para recorrer al cabo de un día apenas un trocito del mapa. Si situamos el país Vasco en Canadá no sé si se distinguiría (es unas 1300 veces más pequeño). Sin duda se ven las cosas con otra perspectiva.

  7. Canadá, Avilés y el torontomtero.
    Cambio de tercio y paso a los pocos que viajan al pasado: va mi continuará che.
    Al verla en el hall de la facultad y oír tu risa solo faltó el dedito que señalaba y decía ven dos veces con un ganchito. Allí estaba, preciosa, algo de hace 35 años delante de mis ojos y de nuevo detrás de mis cejas, en medio de un paisaje conocido y reformado (en valenciano) al que no había vuelto nunca ni pensaba hacerlo. Recordó que había prometido, entonces, devolverme una foto mía y no la llevaba encima. Hicimos otros intercambios. ¡Total, la edad peligrosa había pasado para los dos! Como todo acabó de golpe y antes del final habitual nos reconocimos hermosos, enteros y sin agravios.
    A la vuelta busqué sus fotos que estaban en un cajón sin abrir calculo que veinte años, los que llevo en esta casa. Son catorce más una. Ensimismada, nunca mira a la cámara. Al ordenarlas vi que una tenía detrás algo escrito. “Esta foto te la envío porque han salido unas piernas bonitas y una cara de desequilibrada.” Je me souviens La más uno era de mi mesa, donde se ve también la foto en que alegre y con mirada perdida tiene una bonita sonrisa. Es lo único que conservo de lo que en la mesa había.
    Dimos un paseo hasta Micer Mascó, mi casa. Y al pasar por allí recordó el bar de aquellas mujeres que al parecer eran exprostitutas, y a mis ojos, por esa razón, resultaban misteriosas. Eran muy simpáticas y desenvueltas, me dijo Yo callé, sé que lo eran. Hubo un momento en que insinué que no sabía si necesitaba aprender o vivir algo … Cortó cariñosa y nunca lo olvido. “No pagues dinero jamás por eso, tú no eres así, lo sé. Si lo haces no encontrarás lo que buscas nunca.” Ya dijo Oscar Wilde que no hay segunda oportunidad para una primera impresión. A mí la morena mayor creo que me gustaba un poco y leí En brazos de la mujer madura de S. Vizinczey acordándome de ella y de lo que me dijo.
    Hoy al salir a la piscina me encontré con El Cartujo. Siempre iba con la cabeza gacha y no saludaba ni decía mu. Ahora está mejor.
    -Hola, Catalino.
    -Hola, chaval.
    -¿Sabes que un israelita ha demostrado que se puede viajar al pasado?
    -¿Y eso?
    -Lo vi en google poniendo… Perfectamente demostrado mediante ecuaciones.
    -Si es así, puede; pero dudo que la materia lo haga. Yo me quedo aquí.
    -Yo al pasado no vuelvo. Al futuro…
    Sacudió la cabeza como si le hubiese entrado agua en un oído. Y se marchó sin más para su casa.
    Aquí hace buen tiempo.

  8. Piras y autónomos emprendedores.

    Parece ser que en Nepal tienen un problema. ¿Uno solo?, dirán ustedes. De acuerdo, uno más. Según informa la BBC las autoridades nepalíes están planteándose acabar con una costumbre centenaria: la cremación de los muertos en piras funerarias. El motivo de terminar con esa costumbre religiosa de siglos es un vocablo muy moderno: no es “sostenible”. A una media de 425 kilos de madera por cadáver, duplicándose las cremaciones cada cinco años y teniendo en cuenta que Nepal no es la amazonía, la deforestación del valle de Katmandú parece asegurada. Como podrán imaginar la solución (horno eléctrico) choca con ciertos conceptos abstractos de los indios. Nosotros, pueblo práctico e impaciente, aportamos en su día algo que luego daría mucho de sí: la hoguera con cocina en vivo. Mirándolo bien, tiene su lógica: si el destino del alma es acabar entre el fuego, a qué esperar.

    En otro orden de cosas: los supongo informados de la tremenda crisis económica en la que estamos; algo habrán leído en la prensa. También leerían artículos sobre las dificultades de los emprendedores (antes llamados empresarios) y el “colectivo de autónomos”. Escucharían las medidas propuestas y necesarias para ayudar a los que suponen el 80% de la base productiva española. No los quiero aburrir, todas muy loables. Pues bien, el sábado me fui a cenar con un grupo de ellos, más que nada por mi respeto al trabajo, al mérito, al esfuerzo. Y como suele pasar, a los postres, llegamos a los temas importantes: hablamos de los críos. No crean que es fácil obviar lo accesorio en una charla de tres horas. Más si es con gente de éxito y moderadamente rica. Vale la pena saber, por ejemplo, que los asturianos acaban de recibir las respuestas a las solicitudes de becas en educación. Yo no tenía ni idea. Vale la pena saber, también, que a la mayoría de los allí presentes se las habían concedido. Tampoco tenía idea. Alguien conocía a alguien con una ayuda de 1300 euros. Bien, aceptemos esto último como leyenda urbana.

    Ahora háganse una composición de lugar, por favor. Uno de los mejores restaurantes de Avilés. 70 euros por barba o rimel, sin pedir gran cosa. Una autónoma emprendedora o emprendedora autónoma, a la que le falta tiempo para llamar al camarero si por un casual la casa se equivoca a favor del cliente ¡Uiiissss, es que me muero de vergüenza! El testimonio de unas cifras expuestas sin el menor remordimiento, sin ningún ánimo de renuncia… Y fuera, no es difícil imaginar, una familia pasándolo mal, uno, dos hijos; sin beca.

    Es en momentos así cuando me recuerdo mi derecho a callar. De hecho, parezco más inteligente cuando estoy callado. Sin embargo, ahora que no nos lee nadie (y esto es La Red: un desahogo en colores), les digo que soy partidario de recuperar viejas tradiciones, e importar otras. Coger los huesos de todos los ministros de Hacienda en los últimos treinta años y echarlos a la hoguera. Coger a todos los responsables de las inspecciones fiscales, y ponerlos en la pira. ¿O era al revés?

  9. Cat es fantástico, soy forofo de sus relatos desde los tiempos del reinado de Anacoluto I.

    Cat y Bt, dos formas amenas, y diferentes, de contar los cotidiano.

    M.A., como siempre, poniendo el dedo en la llaga.

  10. Una imagen trae un recuerdo, ese otro … y otro.
    Les cuento. Imaginen en mi casa de Micer Mascó a mi hermano, a mi primo y a mí. Mi hermano, excitadísimo y embalado está contando lo maravillosa que es Beatriz. Saquen un diccionario de sinónimos y pongan uno detrás de otro todos los que encuentren de guapa, lista, amable, encantadora, gentil, maravillosa, elegante, sin par, … y se quedan cortos. El diccionario ideológico de la lengua española de Julio Casares a su lado es el de un palurdo cualquiera.
    Con un gesto muy suyo de pasmo divertido me mira mi primo, le devuelvo otro de perplejo escepticismo bien llevado y él le suelta:
    -¿P., tú cuantas veces has hablado con Beatriz?
    -Dos, contesta seguro mi hermano.
    Que de carcajadas soltamos, aún veo la cara desencajada de mi primo.
    -Pero lo sé, lo sé. Repetía cargado de razón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s