De mar a mar (VII)

Montreal. La joya de Quebec, la perla del Río San Lorenzo. Montreal viene a ser más o menos como Madrid en cuanto a población se refiere. Montreal es la segunda ciudad con más francoparlantes del mundo, tras París y antes de Kinshasa.  Aquí nacieron Leonard Cohen y Mordecai Richler. También el niño Leolo Lozone dió sus primeros pasos en los arrabales montrealinos llenos de emigrantes de todo el mundo. Montreal eran los hombros de su hermano.
Todos mis recuerdos de Montreal están ligados al cine ( La versión de Barney, Arcand, la Exótica de Egoyan, etc) o a los Juegos Olímpicos de 1976 que pusieron a esta ciudad en el mundo. Recuerdo aquellas Olimpiadas que viví entre León y Avilés. ¡Qué tristeza! Aquellas dos medallas de los piraguistas que iban con Herminio Menéndez y la de vela de Gorostegui y Millet. Por entonces, en nuestro pabellón aún ondeaba la bandera con el águila. ¡Cómo hemos cambiado hasta llegar al hundimiento! Fueron las Olimpiadas de Nadia Comaneci, de Juantorena, de Bruce Jenner, de Kornelia Ende, de Naber, Lasse Viren y etc etc. Demasiados nombres agolpados en la memoria de la infancia.

Montreal no tiene nada que ver con Quebec City, ese exceso de la identidad nacionalista que deviene en pueblo de relativo interés turístico. Montreal es cosmopolita, abierta, con cuatro o cinco zonas muy paseables, de anchas avenidas con cafés y restoranes agradables. Un placer sentarse en Léxpress, la oficina de Richler, en plena Rue Saint Denis y encargar, por poner, unos roignons. Uno vuelve a reconciliarse con la comida y con la vida misma. Pero a esta ciudad le falta algo. No sé si es que el tiempo la ha dañado demasiado pero el caso es que, como Ottawa, necesita una actualización. Una cosa es el sabor de lo clásico, al estilo de Londres y otra cosa es el abandono y la mugre. Pero tras todas las dudas del mundo, aquí hay una ciudad. Y si me apuran, una ciudad para contarla.

Anuncios

10 pensamientos en “De mar a mar (VII)

  1. yo creo recordar que se usan varios nombres para Leolo en la película. tal vez Lozone sea porque tiene su origen imaginario en una tomatina italiana y Lozeau porque vive en la parte canadiense francófona. o tal vez no. qué más da.

    “Il sogno é il mondo mio, tu sai che oggi morirei per onestá.
    ascolti me, si tu lo sai, che solo il sogno è per me la realtà.
    amico, sai cosa ti direi, inutile fuggivole tutto per noi in mani e per me lo sai.
    Il sogno mio, é vero ormai.
    E sveglia il tempo, e sveglia il canto, e tu lo sai… “

  2. Se llama Lozeau, Lozone es el nombre de su delirio. Y llevado al límite es la negación del propio nombre del cineasta Lauzon- ne, un cineasta al borde mismo de la propia aniquilación.

  3. May-Bowles, que es el que atacó a Murdoch con una tarta de espuma, parece de la hora Chanante.
    BT sabrá apreciarlo.

    Sarapo, se espera su entrada sobre Murdoch.

  4. cierto, le echa un aire al mítico Vicentín…cuya parodia más visible es el mismisimo Unai Emery.

    A mi Leolo gustóme mucho y Exotica también.

  5. Lo que pasa con Montreal es que está sin acabar. Al menos sobre tierra. Bajo tierra hay otra Montreal que apenas he empezado a conocer. En mitad de la zona centro hay solares inconcebibles en una urbe como Londres o París.Mañana iré a la zona olímpica y, quizá, de compras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s